Escriba lo que está buscando:

Tipo de moneda

PEN
Newsletter

¡Delivery gratis para pedidos mayores a S/250 soles! (Válido para LIMA MET)

Suscríbete a nuestro blog

Entérate de las últimas noticias que tenemos para ti.
0
  • No hay productos en el carrito.

Maria Antonieta y el rumor de la copa coupe

Maria Antonieta y el rumor de la copa coupe

El champagne es la estrella de los brindis por excelencia : juntar esas elegantes copas para Navidad o Año nuevo y sentir el dulce burbujeo de este delicioso líquido dorado es realmente un placer. Los amantes del champagne saben que esta lujosa bebida se toma en copas flauta; pero sólo los más conocedores saben que también se toma en copa coupe o antiguamente llamadas Pompadour, las cuáles fueron las primeras en existir.

¿Y qué relación tiene María Antonieta con las copas de champagne?

Cuenta la leyenda que la forma de la copa coupé se moldeó con el seno izquierdo de María Antonieta.

La historia muestra que, de hecho, María Antonieta tenía cuencos de porcelana moldeados de su pecho. Fueron diseñados para beber leche como parte de su «Lechería del placer” . Estos lugares eran lujosas granjas donde la realeza femenina podía pretender hacer el trabajo de ordeñar vacas y preparar comida; mientras que el trabajo real lo realizaban los sirvientes en un entorno de menor calidad al lado. A la reina y a sus invitados de la clase aristocrática de Francia, siempre con lujosos vestidos diseñados para imitar la ropa de la clase trabajadora; se les serviría la leche y la comida que los sirvientes habían preparado.

Para complementar la fantasía de la lechería de su esposa, y posiblemente ponerse un poco pervertida al respecto; Luis XVI encargó a un artista de renombre que creara un jatte-tetón de cerámica o bol à sein (literalmente «vasija de pechuga») como regalo sorpresa para su reina.

El cuenco, redondo y de color blanco lechoso con un toque de rosa rosado en la base simulando un pezón, tenía que ser ahuecado con las dos manos para beber y era muy similar al pecho de una mujer. En el momento en que fueron diseñados, la reina estaba muy interesada en la filosofía de volver a la naturaleza. Sus acciones ayudaron a convencer a las mujeres nobles de que amamantaran a sus bebés en lugar de depender de las nodrizas (lo cual hace que beber de los cuencos sea aún más extraño).

copa coupe

El jatte-téton en exhibición del Sevres Museum

Lo curioso de esta historia es que los rumores indican que el nombre de esta copa, ‘la copa Pompadour’, es en honor a la supuesta amante del rey de Francia, Madame Pompadour . Sea o no la última reina de Francia la primera modelo de estas copas, lo que sí está claro es que fue una ferviente amante del champagne y disfrutaba mucho tomarla.

¿Entonces, cuál es el origen de la copa coupe?

Esta copa fue diseñada a mediados del siglo XVII en Inglaterra por un monje benedictino. Las copas coupé de champagne se pusieron rápidamente de moda en Francia en el 1700 y fueron el recipiente de cócteles preferido durante muchos años.

Se cree que otras mujeres de la historia, incluidas Madame du Pompadour, Madame du Barry, la emperatriz Josephine (la esposa de Napoleón), Diane de Poitiers, Helen of Troy y la fotógrafa Lee Miller, inspiraron cristalería con forma de pecho. El hecho de que los vasos para beber y los senos estuvieran conectados desde la antigüedad, podría haber tenido algo que ver con el mito de las copas coupé. Entonces, si tenemos esto en cuenta, parece que alguien debe haber confundido la historia de la copa de champagne con la de los cuencos de leche.

En la actualidad si hay mujeres que han prestado su anatomía para el diseño de cristalería. En 2008, Dom Perignon en colaboración con Karl Lagerfeld reveló una copa diseñada según el pecho de la modelo Claudia Schiffer. Pero este no es el único caso: para celebrar sus 25 años en la industria, la top model Kate Moss «prestó» su pecho izquierdo al restaurante London´s 34, que creó una copa coupé basado en su forma y tamaño.

Así que el pecho de María Antonieta no fue el único que se equiparó con la copa coupé, pero nadie sabe con certeza qué forma realmente inspiró a su inventor.

No importa quién inspiró la copa coupe, es seguro decir que su diseño la mantiene popular hasta el día de hoy. Especialmente en la época prohibición hasta los 60´s, la copa coupe reinó como la opción para el vino espumoso, incluso si su diseño no era ideal. Durante esa época, la realeza de Hollywood bailó en la pantalla grande con vasos coupé en la mano, lo que hizo que se pusiera de moda en Estados Unidos. Se puede ver a Cary Grant a lo largo de los 40´s luciendo tan sofisticado con su copa de coupé en An Affair to Remember y Roman Holiday. La icónica copa aparece en muchas películas galardonadas a lo largo de la década, incluida la Mejor Película de 1942, Casablanca.

Dejaron de sonar en la década de 1980, cuando el mundo del vino decidió que las burbujas eran la característica clave de cualquier champagne. La copa coupé, con su cuenco ancho, ofrecía demasiada superficie, lo que dejaba escapar las burbujas. Como tales, fueron reemplazados por copas flautas, cuyos cuerpos delgados y cilíndricos contienen burbujas de manera más efectiva.

Con programas de televisión como «Mad Men» y «Boardwalk Empire», las cocteles y cristalería antigua ha vuelto. Es muy fácil encontrar en una barra de moda en cualquier ciudad del mundo, cocteles servidos en una copa coupe. Aunque la copa de Martini (con su forma cónica) ha sido la elegida durante bastante tiempo, ahora se prefiere la coupé porque es más fácil de sostener y maniobrar sin derramar la bebida. Su pequeño tamaño y diseño redondeado es perfecto para sostener una bebida incluso cuando ya has tomado varias copas.

La conclusión es que no nos importa si tiene la forma de un pecho, ¡simplemente nos gusta beber de ella!

Sin comentarios
Deja un comentario